Related Areas

Custodia y Alimentos

Protegemos sus intereses en la custodia de menores y pensión alimentaria

Restricciones domiciliarias • Tiempo de convivencia entre padres e hijos • Pensión alimentaria

A menudo la custodia de los hijos constituye el punto de debate en un divorcio, donde las emociones pueden salirse de control. El despacho jurídico de Donald E. Robinowitz busca soluciones viables que beneficien a sus hijos, sin perjudicarle a usted. Si su caso termina por ir a los tribunales, usted cuenta con un experimentado abogado litigante a su favor.

Consulta gratuita • Nuestro personal habla español • Aceptamos tarjetas de crédito • 888-587-9098

Le ofrezco 17 años de experiencia en derecho familiar de Texas, representando a padres de familia, casados o no, en divorcios, para asuntos de custodia y visitas con los hijos. Mi despacho jurídico en Houston, Texas, da servicio a clientes en los condados de Harris, Galveston, Montgomery, Fort Bend, Brazoria, y áreas circunvecinas. Contácteme para una consulta gratuita.

Custodia de hijos en Texas

Los tribunales en el estado de Texas suponen que ambos padres deberían tener el mayor contacto posible con sus hijos después del divorcio. La antigua terminología de "custodia y visitas" ha cambiado, pero los problemas aún son muy parecidos. El juez establecerá una de estas opciones:

  • Guarda y custodia compartida - otorgando a uno de los padres el derecho exclusivo para determinar la principal residencia del menor, y el derecho exclusivo a recibir pensión alimentaria, aunque ambos padres conservan el derecho compartido para decidir sobre asuntos médicos, educativos y legales.
  • Guarda y custodia exclusiva - concediéndole "toda la custodia" a uno de los padres del menor, como cuando, por ejemplo, el otro padre de familia se encuentra encarcelado, es adicto a las drogas o maltrata al menor. El padre de familia con guarda y custodia esclusiva es quien toma todas las decisiones por el hijo, pero el otro progenitor (tenedor de derechos) conserva los derechos de visita e información acerca de la educación y el bienestar del menor.

En el caso de guarda y custodia compartida, el tribunal concede al progenitor secundario una orden de visitas, y se le requiere aportar alimentos y demás ayuda económica, hasta que el menor cumpla los 18 años de edad o se gradue del bachillerato (cualquiera que sea posterior). A fin de determinar qué es lo que más le conviene al hijo o hija y quién será al principal guardián, los tribunales aplican una prueba, en donde consideran el acceso a escuelas de calidad, el trabajo de los padres y la preferencia del menor (si tiene 12 años de edad o más).

Planes para los padres

Como su abogado, yo le ayudaré a prepararse para apretar el paso en las audiencias sobre medidas cautelares en materia de guarda y custodia de hijos y división de bienes, y una vez dictadas las órdenes judiciales, procederemos al intercambio de pruebas, negociaciones, mediaciones y, de ser necesario, el juicio.

Cuando una orden judicial es muy holgada, carece de detalles, o muy restrictiva u onerosa, usted acabará de regreso en el juzgado. Con los años de experiencia he adquirido la perspicacia para encontrar el equilibrio que beneficiará a sus hijos. Para ahorrarle tiempo y dinero, revisaré cuidadosamente cuestiones comunes, como custodia, pensión alimentaria y programas de visitas, y al mismo tiempo me abocaré a detalles específicos, tales como:

  • Entrega y devolución
  • Repartición de noches y fines de semana
  • Transporte a actividades extraacadémicas y participación en las mismas
  • Asuntos que involucren a nuevos cónyuges o parejas
  • Restricciones domiciliarias en Texas

Para establecer la guarda y custodia compartida, el juez normalmente establece una restricción domiciliaria al principal guardián, prohibiéndole mudarse con los hijos fuera del condado de Harris o de los condados aledaños. Como ejemplo clásico tenemos a una mujer que se muda a Texas para casarse, pero tras divorciarse se entera que no puede regresar con sus hijos, quedando estancada hasta que cumplan 18 años de edad. Las audiencias para solicitar modificaciones u oponerse a una reubicación son complicadas, aún en los casos donde la custodia principal se concedió sin considerar el domicilio. Pero si usted contrata un abogado hábil, creativo y experimentado, quizás el tribunal pueda considerar salirse un poco de estas reglas comúnes.

En el despacho jurídico de Donald E. Robinowitz conocemos muy bien la ley y echaremos mano de nuestra experiencia litigiosa para ayudarle con su restricción domiciliaria. Contácteme hoy mismo.